Tamaño de fuente: +

“Il doce far niente” lo dulce de no hacer nada

“Il doce far niente” lo dulce de no hacer nada

La vida que nos es dada es, por naturaleza breve,
pero la memoria de una vida bien vivida es eterna"
Cicerón

¿Han tenido esa sensación de llegar el lunes a trabajar y estar agotados?, algunos fines de semana, tienen tantas actividades que llegamos a trabajar sintiéndonos que no descansamos apropiadamente y que tenemos toda la semana por afrontar sin estar al 100%.

No somos los únicos en sentirnos así, muchos de nosotros nos debatimos con que la vida no puede limitarse a trabajar y llegar a dormir a la casa, por lo que, a veces nos ponemos un sin fin de actividades que nos permitan sentir que estamos más vivos, que somos más productivos, más conectados, más útiles y como consecuencia de todo esto, más felices.

Pero esto no para ahí, cuando ya no podemos del cansancio y decidimos descansar, estamos encima de la cama 5 minutos y empezamos a sentirnos culpables de todo lo que estamos dejando de hacer, un sitio nuevo por conocer, algo por aprender, una serie de Netflix para empezar a ver, un correo electrónico por responder, y esa extraña sensación de estar perdiéndonos de algo, por no hacer nada.

Esta larga lista de cosas por hacer, nos puede llevar a preguntarnos ¿es tan malo estar cansados todo el tiempo?, y la verdad creo que si, que el cansancio nos lleva a hacer más irritables, que no podamos ver las cosas con claridad, que nos tome más tiempo realizar algunas tareas, que no tomemos buenas decisiones, que tengamos más ganas de comer comida chatarra, entre otras.

Por lo anterior, considero que es importante empezar a diferenciar entre estar ocupados y ser productivos, porque no necesariamente porque estemos ocupados significa que somos productivos, somos más productivos si estamos descansados y si vemos historias de personas que consideramos que son muy exitosas, no están disponibles todo el tiempo, para todo el mundo y para todas cosas, no tienen días más largos, la diferencia está en que ellos saben a qué le dedican tiempo y a qué no.

Además, si nuestra vida es propia, por qué no podemos dedicarnos tiempo a nosotros mismos para descubrir el placer de no hacer nada, de disfrutar de nuestra compañía y liberarnos de la culpa de no estar haciendo algo.

Por eso esta semana los invito a que separemos un espacio en nuestra agenda, para que nos lo dediquemos a nosotros mismos, y empecemos a disfrutar la vida como lo hacen los italianos, que saben que “il dolce far niente” es algo que se merecen y no se sienten culpables por permitirse un momento para no hacer nada. Yo sé que, para los que no estamos acostumbrados, esto puede ser algo retador, pero si no lo intentamos no vamos a saber qué tan bueno es, por eso esta semana retomaré una novela que tenía abandonada por un libro que me servía para la oficina y dedicaré un día completo del fin de semana a no hacer nada, y desconectarme del celular. ¿A Ustedes que ideas se les ocurren para hacer realidad el “il dolce far niente?

¡Feliz semana de dedicarnos tiempo a nosotros mismos y de disfrutar de no hacer nada!


La opinión expresada en esta entrada de blog es de exclusiva responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Pacto Global Red Colombia.

1
Comunicar las acciones Sostenibles
Nueva Longevidad y el Futuro del Trabajo

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
Martes, 16 Abril 2024