Tamaño de fuente: +

Está bien, no estar bien

Está bien, no estar bien

Hace un tiempo en medio de una reunión de la oficina en la que conversábamos de temas de género, recordé una estadística que había leído hace algunos años en BBC News, en la que mencionaban que la tasa de suicidio en los hombres es más alta que en las mujeres, en ese artículo decían que podría atribuirse este hecho a que desde pequeños a los hombres se les enseña a mostrarse "fuertes", con frases como "los hombres no lloran", y por lo tanto, crecen pensando que está mal demostrar públicamente sus sentimientos o que hay situaciones en las que pueden sentirse vulnerables.

Así mismo, durante décadas, algunos entornos laborales vetaban los sentimientos de sus empleados, invitándolos a "dejar sus problemas en la puerta de la oficina", porque "en la oficina se viene a trabajar", como si las personas pudieran desligarse de sus sentimientos solo porque alguien se los pida.

Esa es la razón, por la que celebro que cada vez más se hable de manera abierta de los temas de salud mental, en donde alentemos a las personas y a nosotros mismos a decir como nos sentimos, entender que está bien, no estar bien, que no debemos sentirnos siempre felices y contentos (eso es imposible), que está bien sentirnos tristes cuando estamos atravesando una situación difícil y que no debemos avergonzarnos por eso.

Entonces, ¿qué podemos hacer para crear entornos más saludables en nuestros hogares y en nuestras oficinas?, acá les comparto algunas ideas:

I. Si somos nosotros los que no nos sentimos bien

  1. Decirlo. No somos máquinas, esta bien informar que no nos sentimos bien y compartir la situación por la que estamos atravesando. El confiar como nos sentimos con otros puede hacernos sentir mejor.
  2. Recibir el amor de quienes están a nuestro alrededor. Cuando estamos tristes es usual sentirnos solos e incomprendidos, por eso, cuando nos damos la oportunidad de compartir con otros nuestros sentimientos, nos podemos sentir apoyados por quienes más queremos o encontrar apoyo en personas que no nos imaginábamos.
  3. Entender que la situación que estamos viviendo no nos define. Algunas personas cuando atraviesan por momentos difíciles, piensan que eso les pasó porque no merecen cosas buenas. Sin embargo, sin importar quienes seamos todos merecemos cosas buenas y maravillosas en nuestra vida y el tener un momento complicado no significa que toda nuestra vida será así.

II. Si otra persona no se siente bien

  1. Preguntar y estar pendientes del comportamiento de los otros. Si vemos que algunos de nuestros familiares o compañeros están bajos de nota, preguntémosles en privado cómo se sienten, digámosle que hemos visto un cambio en su comportamiento y queremos saber qué está pasando.
  2. Escuchar y no juzgar. Es normal pensar que las cosas que nos importan a nosotros le importan a todo el mundo. Sin embargo, hay situaciones que tienen más importancia para unas personas que para otras, por eso, démonos la oportunidad de conocer más a los demás y escuchar que cosas les importa a ellos.
  3. ¿Hay algo que podamos hacer para cambiar esa realidad? Solo darnos la oportunidad de escuchar a otra persona, puede hacerla sentir inmediatamente mejor. Sin embargo, si cuando la escuchamos nos damos cuenta que podemos hacer algo para cambiar esa situación, hagámoslo.

III. ¿Qué pueden hacer las empresas?

  1. Ser comprensivos con la situación de las personas. Está bien esperar resultados extraordinarios de las personas con las que trabajamos, pero también está bien, entender que las personas son personas y no son robots y que un poco de comprensión y empatía pueden hacer una gran diferencia para la vida de con quienes trabajamos.
  2. Generar espacios para que las personas puedan decir cómo se sienten. Está bien tener escenarios de revisar cómo va el cumplimiento de los indicadores, pero también está bien en generar espacios seguros en donde las personas puedan manifestar cómo se sienten.
  3. Otorgar ayuda de expertos para quienes necesitan ser escuchados. Algunas situaciones por las que atraviesan las personas pueden necesitar ayuda de expertos, es importante que las personas puedan contar con esa ayuda, un buen aliado en este aspecto son las ARL que pueden proveer este tipo de servicios para las compañías.

Por eso, esta semana si no se siente bien, recuerde que no está solo y que hay muchas personas que pueden estarse sintiendo como usted, por eso, atrévase y cuéntele a una persona en la que confíe cómo se está sintiendo y experimente cómo con el simple hecho de desahogarse, puede empezar a sentirse mejor. Así mismo, los invito a que estemos pendientes de quienes nos rodean y generemos lazos de confianza en donde las personas se sientan tranquilas de contarnos cómo se sienten y de crear espacios familiares y laborales en donde todos podamos decir cómo nos sentimos sin temor de ser juzgados.

¡Feliz semana de generar entornos en donde podamos expresar nuestros sentimientos sin temor de ser juzgados!


La opinión expresada en esta entrada de blog es de exclusiva responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Pacto Global Red Colombia.

1
Economía circular y minería urbana
De lo Sostenible a lo Regenerativo

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
Viernes, 19 Abril 2024