Proponen nuevo “pacto social mundial” para la recuperación

directora onu habitat 1 37456971 20210331101054 FOTO ARCHIVO LA REPÚBLICA

La organización propuso cuatro pilares para el desarrollo de las ciudades luego de la pandemia entre los cuales esta la pobreza sistémica.

La Organización de las Naciones Unidas para los asentamientos humanos (ONU Hábitat) llamó a la creación de un “nuevo pacto social” que establezca los mínimos necesarios para una recuperación igualitaria, equitativa y sostenible que ayude a los países a salir de la crisis.

“Las áreas urbanas han estado a la vanguardia de la crisis de la covid-19, con el 95 por ciento de casos registrados en las ciudades en los primeros meses. Las áreas urbanas se enfrentaron a una crisis de salud pública que cambiaba rápidamente, junto con desafíos en la movilidad y el transporte seguros, el aumento de las necesidades de agua y saneamiento, el uso crítico de los espacios públicos y las consecuencias económicas de los cierres de negocios”, dice el informe.

De acuerdo con el más reciente informe de “Ciudades y pandemias: hacia un futuro justo, verde y saludable”, presentado el martes por el organismo, la pandemia provocada por el covid-19 generó un deterioro notable en temas como la desigualdad, la vivienda inadecuada, la falta de acceso a agua potable, saneamiento y gestión de residuos, además de hacer aún más visibles los profundos problemas ambientales por lo que atraviesa el planeta.

De acuerdo con lo anterior, el informe se centró en estudiar cuatro prioridades clave para el desarrollo de los centros urbanos del mundo luego de la pandemia. En primer lugar está una reestructuración de la forma y la función de las ciudades que permita una recuperación de los espacios en función de la productividad y la sostenibilidad.

Las recomendaciones incluyen un mayor enfoque a nivel local en la planificación de vecindarios y comunidades autónomas e inclusivas. El informe explora cómo las ciudades compactas y bien planificadas, que combinan funciones residenciales y comerciales con espacios públicos y viviendas asequibles, pueden mejorar la salud pública, la economía local y el medio ambiente.

En segundo lugar está el abordaje de la pobreza sistémica y la desigualdad dentro de las ciudades. Aquí el organismo internacional propone diseñar planes para reducir el hacinamiento y la ausencia de acceso a servicios básicos, ya que durante la pandemia estos aumentaron el riesgo en la salud entre los más pobres.

“Necesitamos abordar frontalmente la pobreza sistémica y la desigualdad en las ciudades, dando un mayor enfoque a la vivienda, los servicios básicos, la movilidad sostenible y la conectividad”, dijo la directora Ejecutiva de ONU-Habitat, Maimunah Mohd Sharif. “Esto también significa proteger los puestos de trabajo y brindar apoyo financiero a las ciudades para permitirles crear resiliencia financiera”.

Esto requiere que los gobiernos se concentren en políticas para proteger los derechos sobre el suelo, mejorar el acceso al agua, el saneamiento, el transporte público, la electricidad, las instalaciones de salud y educación y garantizar una conectividad digital inclusiva.

De la misma manera, se recordó que la falta de acceso a los servicios digitales y la disminución de las actividades del sector informal durante los bloqueos han dejado en un estado económico aún más precario a la población pobre del mundo.

Las ciudades son motores de dinamismo e innovación y pueden ayudarnos a superar los déficits de desarrollo. Pueden encabezar reformas hacia un nuevo contrato social para abordar la pobreza, fortalecer la protección social, restaurar la confianza pública y llegar a las personas marginadas o discriminadas”, afirmó el secretario General de la ONU, António Guterres, en el prólogo del Informe.

La ONU Hábitat propone la construcción de una economía urbana nueva que inyecte capital a las pequeñas empresas y potencie la generación de empleos. Además, propone mantener los subsidios y ayudas que se implementaron dentro de los paquetes de apoyo en el primer año de la pandemia.

El informe pide por último que las ciudades estén a la vanguardia del movimiento hacia un nuevo “Contrato Social” entre los gobiernos, la ciudadanía, la sociedad civil y el sector privado.

A continuación, puede consultar el documento completo de ONU Hábitat:

cities and pandemics towards a more just green and healthy future un habitat 2021 Page 001

Fuente:  Colprensa- La República