“El Gobierno Nacional está comprometido con el bienestar de niñas, niños y adolescentes”: viceministro Carlos Baena

  • En Colombia, 644,494 niñas, niños y adolescentes están trabajando según el reporte del DANE del último trimestre del año 2018
  • La tasa de Trabajo Infantil en el país es la más baja de los últimos cinco años, se logró reducir de 7.3% a 5.9% en 2018 comparado con 2017

BOGOTÁ, 29, ago./19 – Una de las prioridades y mayores compromisos del Gobierno Nacional es el bienestar de niñas, niños y adolescentes, señaló el viceministro de Relaciones Laborales e Inspección, Carlos Alberto Baena, durante su intervención en la sesión del Consejo Asesor y Consultivo Nacional de Niñas, Niños y Adolescentes, resaltando al mismo tiempo la articulación que se hace para este fin con entidades del sector salud, educación, ICBF y aquellas dedicadas a promover actividades y programas de recreación y deporte.

En el evento, que tuvo lugar en el Salón Constitución del Capitolio Nacional, participaron 12 niñas, niños y adolescentes, quienes representaron las distintas macroregiones del país: Pacífica, LLanos Orientales, Antioquia y Eje Cafetero, Centro-Sur-Amazonía, Centro-Oriente-Bogotá; los cuales expusieron sus puntos de vista, sus experiencias de vida y le preguntaron a los invitados, los avances y propuestas para prevenir y erradicar el Trabajo Infantil y la protección integral al adolescente trabajador.

Esta enriquecedora experiencia de diálogo también contó con la presencia la Consejera Adjunta para la Niñez y Adolescencia, Catalina Borda; la directora del  ICBF, Juliana Pungiluppi; el Coordinador País de la OIT, Ítalo Cardona; el Agregado Laboral de la Embajada de Estados Unidos en Colombia, Randal Hicks; el director de Pacto Global Red Colombia, Mauricio López González y el hijo del ICBF, Jhon Eduar Ángulo.

Para Cristian Lara, representante del municipio de Venecia, Cundinamarca, la educación es la mejor manera para que los niños del campo puedan acceder a nuevas oportunidades y no tengan que recurrir a prácticas de trabajo infantil.

La consejera de Sincelejo, Sucre, Mariana García, considera que además de facilitarle a los niños el acceso a la educación, la problemática se puede eliminar creando espacios de recreación y de estimulación del talento.

Emilia Sánchez, delegada por Bogotá, compartió un emotivo mensaje: “no existen límites para vivir por el bien, ni sueños imposibles, no hagan la situación difícil y apoyen la iniciativa, no dejemos a chicos y chicas en el olvido. Recordemos, vivamos, luchemos y enseñemos por ellos y ellos. El futuro inicia hoy, no perdamos el momento de los niños, niñas y adolescentes”.

El viceministro Baena López invitó a los participantes a continuar el trabajo conjunto de promoción de iniciativas y acciones para prevenir y erradicar el Trabajo Infantil y proteger al adolescente trabajador, teniendo en cuenta las propuestas desde la voz de los niños, niñas y adolescentes presentes.

El viceministro Baena López, explicó, desde el Ministerio del Trabajo, se ejecutan acciones frente a esta problemática: “en el primer semestre del 2019 se han adelantado 33 talleres en cerca de 268 municipios, para socializar la línea de Política Pública para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y Protección Integral al Adolescente Trabajador. Adicionalmente, a más de 6 mil niños, niñas y adolescentes que se encontraban registrados en el Sistema de Información Integrado para la Identificación, Registro y Caracterización del Trabajo Infantil y sus Peores Formas (SIRITI), gracias a la remisión y reporte por parte de las entidades competentes, se les logró restablecer la garantía de sus derechos en salud, educación y aprovechamiento de tiempo libre”.

También señaló que la gran apuesta para prevenir el Trabajo Infantil está en el sector rural. “Es fundamental el esfuerzo continuo y constante por parte del sector público y privado para que en sus acciones se incorporen en forma visible las acciones concretas que nos permitan llegar a todas las áreas rurales de Colombia con este tema”, puntualizó.

Al final de la jornada, a las niñas, niños y adolescentes se les dio un pin, como un símbolo para hacer el  reconocimiento como “Embajadores de Buena Voluntad contra el Trabajo Infantil”.

Comparte este post

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn