“ENEL BIODIVERSA”, La apuesta de ENEL en Colombia para salvaguardar la diversidad biológica en los ecosistemas más importantes del país

EnelBiodiversa1 EnelBiodiversa2

Bogotá, 21 de mayo de 2021. En el marco del Día Internacional de la Diversidad Biológica que se celebrará este 22 de mayo bajo el lema “Soy parte de la solución”, Enel-Emgesa y Enel-Codensa,  presentan “Enel Biodiversa”, una iniciativa que integra el trabajo que se ha realizado desde hace 13 años en pro de la protección del medio ambiente y los recursos naturales, la lucha contra el cambio climático y la contribución al desarrollo económico sostenible, mediante la implementación de programas y acciones de conservación, protección y restauración de la biodiversidad del país, así como de la creación de valor compartido y la generación de conocimiento.

De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Colombia está catalogado como el segundo país más biodiverso del mundo. Desde las empresas de Enel en Colombia reconocemos esta riqueza y a través de Enel Biodiversa damos un paso al frente para convertirnos en agentes activos en su protección y conservación. Por eso, gracias al trabajo conjunto con más de 20 aliados estratégicos, hemos desarrollado alrededor de 60 proyectos ambientales enfocados en la protección y conservación de la biodiversidad. Ejemplo de ello es la siembra de más de 400.000 árboles en los últimos 10 años y la identificación de más de 500 especies de fauna y 200 especies de flora en nuestros ecosistemas, de las cuales 50 se encuentran en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN)”, aseguró Lucio Rubio Díaz, director general de Enel en Colombia.

Entre los 10 ecosistemas en los que actualmente tienen presencia las Compañías, se destacan el Bosque Alto Andino, Bosque Seco Tropical, Manglar, Bosque Andino Húmedo y Bosque Húmedo Montano Bajo. En el primero, por ejemplo, se desarrolla el proyecto Bosque Renace, cuyo objetivo es restaurar y proteger 690 hectáreas de gran relevancia para la región del Tequendama. Allí se han trasladado cerca de 3.000 plantas epifitas y entre las especies identificadas de fauna y flora sobresalen las águilas, osos perezosos, primates nocturnos, mariposas, murciélagos y ranas de lluvia, así como robles, orquídeas y el árbol mano de oso.

Además, como parte de la iniciativa #SembrarNosUne del Gobierno Nacional, las empresas de Enel en Colombia han sembrado más de 10.000 árboles en este ecosistema, de los cuales 5.000 hicieron parte de una campaña mediante la cual se buscó generar consciencia en los clientes de Enel-Codensa para ayudar a proteger y recuperar los bosques, incentivando el uso de la Factura Virtual de Energía y evitando así, el uso de papel y la generación de residuos y contaminantes que contribuyen al cambio climático, el deterioro de la calidad del aire y en general al detrimento de los recursos naturales.

En ese sentido, como parte del Programa de Compensación por la construcción de la Central Hidroeléctrica El Quimbo, Enel-Emgesa, con el apoyo de Fundación Natura, diseñó y puso en marcha un Plan de Restauración Ecológica del Bosque Seco Tropical en un área de 11.079 hectáreas en el Huila. Allí se descubrió una nueva especie de bromelia para el país (Pitcairnia huilensis) y se registró oficialmente la Reserva Natural de la Sociedad Civil Cerro Matambo con una extensión de 918 hectáreas, la más grande del departamento y la segunda más grande del Bosque Seco Tropical sobre la cuenca del río Magdalena.

En línea con la gestión responsable de los recursos naturales durante las fases de proyección, construcción y ejercicio de sus operaciones, las empresas de Enel en Colombia también implementaron la estrategia “Redes seguras para la fauna silvestre", orientada a la reducción de los riesgos que representan las redes eléctricas para la fauna silvestre, desarrollando mecanismos de actuación para el rescate, rehabilitación y liberación de éstas cuando se requiera. A su vez, firmaron un convenio con el Zoológico Santa Cruz, con el fin de mejorar la capacidad operativa de atención frente a los hallazgos de especies en la misma infraestructura.

De igual forma, vale la pena destacar la creación de los Jardines de Polinizadores y la Clínica de Orquídeas en Guavio, así como los programas de educación ambiental impartidos desde 2015 y en los que han participado más de 20.000 personas. Incluso, a través de un acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), las empresas de Enel en Colombia desarrollan actividades de sensibilización con su personal directo y contratista, resaltando la protección de los recursos naturales y su compromiso con la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

“A través de Enel Biodiversa seguimos afianzando nuestro compromiso con el desarrollo sostenible del entorno, aportando a los Objetivos de Desarrollo Sostenible número 13: Acción por el clima, 14: Vida submarina y 15: Vida y ecosistemas terrestres. A su vez, contribuimos a los objetivos de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (CDB) y a las Prioridades de Acción del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible para la construcción de Biodiverciudades. Con Enel Biodiversa seguiremos trabajando con un horizonte a largo plazo, enfocando nuestra energía sobre cuatro ejes estratégicos: conservación, restauración y protección; creación de valor compartido; comunicación y visibilización; y gestión del conocimiento”, puntualizó Rubio Díaz.

Descarga el material de apoyo en el siguiente enlace: https://we.tl/t-1nv3KsdGYo

Fuente: enel codensa-emgesa