Domingo, 23 Enero 2022
  830 Visitas
Tamaño de fuente: +

Las mujeres ejecutivas somos más que un KPI de diversidad

Las mujeres ejecutivas somos más que un KPI de diversidad

Los equipos exclusivamente masculinos toman mejores decisiones comerciales el 58% del tiempo, mientras que los equipos con diversidad de género lo hacen el 73% del tiempo.

¿Por ser mujer me merezco una posición de liderazgo?

Las posiciones de liderazgo de las mujeres en las organizaciones tienen que ir más allá de un indicador de diversidad o de una narrativa estereotipada.

La equidad de género es vital y debe ser permanente porque así podemos tener mayor impacto económico y generar un crecimiento sostenido en el largo plazo. La empresa Cloverpop realizó, durante dos años, una investigación sobre cómo la toma de decisiones inclusiva puede generar un cambio más rápido en las empresas.

Se analizaron más de 600 decisiones comerciales tomadas por 200 equipos de distintos sectores para concluir que existe un vínculo directo entre la toma de decisiones inclusiva y un mejor rendimiento empresarial. Para mi sorpresa, los equipos exclusivamente masculinos toman mejores decisiones comerciales el 58 % del tiempo, mientras que los equipos con diversidad de género lo hacen el 73 % del tiempo, y lo mejor, es que cuando incluyen una amplia gama de edades y culturas, los equipos toman mejores decisiones comerciales el 87 % del tiempo.

El sector farmacéutico no ha estado exento de estereotipos, sin embargo, en la industria hemos logrado grandes avances en equidad. Incluso en Sanofi, hemos trabajado por asegurar que la inclusión sea parte de nuestra cultura y nuestros valores organizacionales, logrando hoy en nuestra región casi un 50 % de participación de mujeres en posiciones senior de liderazgo.

El aporte de la equidad en industrias como la farmacéutica es evidente, no solo desde el impacto que generan las mujeres en la cultura organizacional mostrando un liderazgo auténtico, cercano y empático; sino también desde el aporte estratégico que la visión de la mujer puede traer en las relaciones comerciales y los nuevos modelos de transformación y evolución organizacional.

No hay duda de que nuestra visión femenina y nuestra habililidad intuitiva pueden favorecer el entendimiento de las necesidades de los consumidores y clientes plasmándolas en actividades de pedagogía, educación y promoción. Esta mezcla de autencticidad, coraje y visión estratégica ha convertido el liderazgo en una oportunidad para inspirar y generar decisiones disruptivas y modernas que se han materializado en políticas flexibles de trabajo que generan un impacto positivo en la calidad de vida de nuestros equipos.

Yo soy un ejemplo claro de cómo las mujeres hemos ganado un territorio más fuerte, mostrando nuestra capacidad, habilidad de gestión, resilencia y visión estratégica. Incluso demostré que en países como China, donde muchas posiciones de alta dirección son ocupadas por hombres, el ser mujer no fue un impedimento sino un beneficio.

Hoy, gracias a mi experiencia gerenciando países como China, Hong Kong, Taiwán, Malasia, Singapur y ahora COPAC he podido constatar el impacto de la inclusión y la diversidad en la transformación y el cambio que viven las empresas y los mercados.

Equidad de género no es una tendencia: es una oportunidad de crecimiento comercial. Por eso como líderes es de vital importancia llevar la equidad más allá del indicador para así seguir impactando el desarrollo y crecimiento estratégico de nuestras empresas.

Artículo publicado originalmente en Forbes


La opinión expresada en esta entrada de blog es de exclusiva responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Pacto Global Red Colombia.

1
Servicios públicos, aliados contra el covid
El Infinito en un Junco | Reseña
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
Guest
Sábado, 28 Mayo 2022

Artículos relacionados