Sábado, 09 Mayo 2020
  91 Hits

De nuestra biblioteca

Visiónes:357
Visiónes:342

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://www.pactoglobal-colombia.org/

Tamaño de fuente: +

Gobierno del miedo

Gobierno del miedo

En el mundo empresarial, gubernamental y político latinoamericano, la cultura de liderazgo que hemos construido tiene un desafío común: los líderes han de cuidar su rol pues siempre es deseado por otros.

¡Vaya desafío! Por si fuera poca la presión que implica la responsabilidad de liderar a un equipo y los procesos correspondientes a su posición, también hay que estar atento a un entorno siempre amenazante, en el quemuchos están atentos (sin pestañar), a la oportunidad exacta en la que una jugada "tumbe al rey".

Y pasa literalmente a todo nivel… Incluso en reinados en los que en la vida real no hay poder, no hay dinero, no hay influencia, ¡sí hay ganas de afectar el liderazgo! (por decirlo de una manera políticamente correcta).

Sin embargo el principal problema no es que en términos venezolanos: "te serruchen el puesto", que en términos colombianos "te hagan el cajón" o que en jerga dominicana te "serruchen el palo" (lo que de este lado suena mucho más dramático y doloroso), sino que el perfil de los líderes se afecte por la necesidad permanente de cuidar el territorio que ha logrado conquistar.

¿Y cuál es el fenómeno? La confianza deja de ser parte de la dinámica del equipo; y al contrario la presunción de mala fe pasa a ser parte de la visión de un líder que no puede "pecar por pendejo". El rol de educador, absolutamente esencial en la mayoría de los modelos de liderazgo, queda reducido a su máxima expresión, pues educar a otros significa entregarles cuotas de poder que en algún momento pueden ser usadas en contra.

Entonces surge un modelo en el cual nadie puede armar todas las piezas del rompecabezas, solo el líder. En una oportunidad visité una de las instalaciones de lo que llamaron en la Alemania Nazi "el Ministerio del Miedo", en Leipzig., desde donde se manejaban "servicios de inteligencia". Todas las oficinas funcionaban cerradas, sin ventanas, con timbres afuera a un lado de la puerta. Nadie podía saber en lo que la persona de al lado estaba trabajando. Solo el líder.

  Amigo líder, si quieres desarrollarte como tal y pasar al siguiente nivel, no permitas que sea el miedo lo que te determine.
Que te gobierne la certeza de que para subir al siguiente peldaño, sí o sí, necesitas a un equipo que suba contigo.

0
¡Que sea voluntario!
Sala tres

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
Guest
Domingo, 07 Junio 2020